domingo, 19 de octubre de 2014

Los flancos abiertos de Ciudad Justa por Andrés Muñoz B.



Los flancos abiertos de Ciudad Justa


por Andrés Muñoz B.














Esta es la botillería cuya
dirección figura como sede oficial
Esta es la botillería cuya dirección figura como sede oficialde la Fundación Ciudad Justa.




“Botillería Los Bananas”. Un vistoso cartel blanco con letras rojas y verdes anuncia el negocio que funciona en la propiedad ubicada en la calle Teniente Luis Cruz Martínez 511 en Pudahuel. La dirección, según un certificado del Registro Civil de fecha 14 de octubre de 2014, corresponde a la sede de la Fundación Ciudad Justa, fundada por el Ministro de Obras Públicas Alberto Undurraga.


La entidad apareció la semana pasada vinculada a la denominada arista política del caso Penta, luego de que La Tercera revelara que el 4 de febrero de este año la fundación había recibido un depósito de $ 4 millones de Empresas Penta S.A., una de las sociedades del holding indagado por el Fiscal Carlos Gajardo por posibles delitos tributarios. El pago significó un golpe al oficialismo pues -hasta entonces- sólo personeros UDI y el ex candidato Andrés Velasco habían sido relacionados con las empresas de Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín. 


Pese a que Undurraga ha intentado tomar distancia del tema y defendió la existencia de un estudio que respaldaría el pago de Penta a la Fundación Ciudad Justa, las dudas sobre el financiamiento de su fallida campaña Senatorial se han instalado en la Alianza y en sectores de la Nueva Mayoría. 


De hecho, la UDI ofició el viernes 10 al Ministerio de Justicia para que informe sobre todas las fundaciones y corporaciones creadas desde enero de 2013 a la fecha y cuyos miembros hayan sido candidatos en las últimas elecciones Parlamentarias. 


De acuerdo al Registro Civil, la Fundación Ciudad Justa fue creada el 17 de diciembre de 2012, días después de que Undurraga renunciara a la Alcaldía de Maipú -cargo que desempeñó por ocho años entre 2004 y 2012- y anunciara su interés en postular al Senado por Santiago Poniente.


Desde entonces, todo parece indicar que la entidad estuvo estrechamente vinculada a la aventura Senatorial del hoy Ministro, a través de varias vías.


Por ejemplo, Undurraga encabezó su directorio hasta poco después de que fue nombrado titular del MOP; durante la campaña por Santiago Poniente de 2013 su comando servía como único centro de operaciones de la fundación (rindiendo $ 1,5 millones por concepto de arriendo) y por último, varios de sus colaboradores más cercanos desempeñaron funciones -al mismo tiempo- tanto en la fundación como en su comando. Hoy algunos de ellos cumplen también labores de asesoría en el MOP.


Como Presidente de la fundación, después de la renuncia de Undurraga, quedó Mauricio Rojas Mujica, quien -según consta en los registros del Servel- fue también el encargado de las cuentas de la campaña Senatorial del hoy Ministro del MOP. 


Hasta ahora, la única asesoría conocida de la Fundación, además de la que han declarado haber hecho a Penta, corresponde a la implementación de un programa para dirigentes vecinales en La Granja, una Comuna controlada por la DC, y que fue realizado en agosto de 2013.


A la fecha, y desde hace varias semanas, la página web de Ciudad Justa se encuentra fuera de funcionamiento y su única sede registrada ante el Ministerio de Justicia es la botillería “Los Bananas”. 


Botillería-fundación.

El miércoles 15, Reportajes acudió a la dirección que -de acuerdo al certificado del Registro Civil- corresponde a la sede de la Fundación Ciudad Justa.


En el lugar se contactó -por separado- a los residentes del inmueble, el matrimonio constituido por Mario Carrasco y Margarita Rieloff. Ambos desestimaron tajantemente que la entidad funcione o haya funcionado en ese lugar y señalaron desconocer las razones por las que su dirección está inscrita oficialmente como sede de la corporación.


“La fundación nunca ha funcionado aquí y no recuerdo que alguien me haya preguntado si podían poner mi dirección como sede de Ciudad Justa. Aquí no hubo ni una petición formal, nada, ni nunca he recibido un pago tampoco”, señaló a Reportajes Mario Carrasco Morales, la tarde del miércoles 15.


Carrasco es un reconocido militante y dirigente de base de la DC en Pudahuel. En 2012, incluso, fue candidato a Concejal por ese partido. 


De acuerdo con su testimonio y el de varios otros dirigentes de la DC, Carrasco ha trabajado activamente en las campañas Parlamentarias de la falange en la zona entregando panfletos en las estaciones de metro y en otras actividades territoriales. El dirigente afirma, de hecho, que el vínculo con Undurraga se arrastra desde que “el Ministro me ayudó comprándome algunos flyers para mi campaña como Concejal”. 


Al ser consultado por la coincidencia de su domicilio con la sede de la Fundación Ciudad Justa, Carrasco señaló que “es posible que Alejandro González (otro dirigente que trabajó en la campaña de Undurraga y que además figura como segundo director de la fundación, según el certificado del Registro Civil) se haya tomado la atribución de poner mi dirección”. 


La mañana del mismo miércoles, la esposa de Carrasco, Margarita Rieloff, se había referido al hecho en los mismos términos. Según dijo a Reportajes, Ciudad Justa nunca había funcionado en ese domicilio, y el único vínculo con ella es el trabajo realizado para la campaña del hoy Ministro.


Tras ser contactado por este medio, Carrasco se comunicó con asesores del Ministro para pedirle explicaciones por haber utilizado su dirección y alertarlos sobre la posibilidad de que el hecho fuera recogido por la prensa. Los asesores del Ministro le hicieron ver que regularizarían cuanto antes la situación.


Al día siguiente, Reportajes se contactó con el titular del MOP para obtener su versión sobre los hechos. Undurraga solicitó que las consultas se le hicieran llegar por escrito, respondiéndolas vía correo electrónico durante la noche del jueves.


Una hora y media después del contacto con el Ministro, y a través de la misma casilla entregada al Secretario de Estado para el envío de sus declaraciones, Reportajes recibió el correo de una persona que se identifica como el dirigente de Pudahuel que 24 horas antes había denunciado la utilización inconsulta de su residencia para inscribir la fundación. En el texto de dos líneas, quien firma como Mario Carrasco, matiza los dichos originales: “Dada la gran amistad y confianza que tengo con Alejandro González, es que autoricé por intermedio de él para que usara la dirección de mi domicilio para la constitución de la Fundación Ciudad Justa”, se lee en el correo. 


Licitación en La Granja.
 
El 7 de agosto de 2013, la comisión económica de la Municipalidad de La Granja, -Presidida por el Alcalde DC Felipe Delpín- firmó un contrato con Ciudad Justa por $ 18 millones de pesos.


La Fundación se había adjudicado una licitación para el “Diseño e implementación del Programa: Escuela de Formación para Líderes Comunales y levantamiento de desafíos de la Comunidad de La Granja”. 


El encargado en el Municipio del proyecto fue Juan Carlos Peralta, entonces jefe de Participación Ciudadana de La Granja y actual asesor de confianza del Ministro en el MOP. El pago del estudio adjudicado para La Granja se efectuó en tres cuotas. Según consta en documentos a los que tuvo acceso este medio, Peralta -en representación de la Municipalidad- fue uno de los funcionarios que autorizó el primer pago correspondiente a $ 5.400.000. Su contraparte -en representación de Ciudad Justa- fue Ignacio Corcuera, que en ese tiempo ejercía como director ejecutivo de la Fundación y que actualmente se desempeña también como asesor del MOP. 


El nombre de Peralta volvió a aparecer esta semana. Según el testimonio inicial del dueño de la botillería “Los Bananas” habría sido justamente este asesor del MOP uno de los que tomó contacto con él para tratar de aclarar el “error” con el domicilio de Ciudad Justa.



BUSQUEDA EN ALGUNOS BLOG

Google
 
Se produjo un error en este gadget.

Visitantes....

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

New acount

Nuevo Contador de visitas.