miércoles, 26 de noviembre de 2014

Crisis de identidad en la democracia cristiana...







Intelectuales DC afirman que su partido tiene una crisis de identidad.


Sergio Micco y Eduardo Saffirio renunciaron a comisión organizadora del congreso ideológico de la colectividad, denunciando que los parlamentarios no siguen los lineamientos partidarios.


Una dura carta enviaron los militantes DC y miembros del directorio del Centro de Estudios del Desarrollo (CED), Eduardo Saffirio y Sergio Micco, al presidente del partido de la falange, Ignacio Walker, a través de la cual renunciaron al grupo organizador del congreso ideológico de la colectividad.


En la misiva los decé afirmaron que la tienda vive una crisis de identidad de la cual la directiva se debe hacer cargo. "El partido se encuentra tensionado tan fuertemente que altos líderes se han declarado socialdemócratas y otros liberales. Debemos realizar un debate acerca de nuestra identidad", plantean.


A través del texto, los profesionales también afirmaron que no se puede realizar un congreso nacional en un plazo de un año o menos, en momentos que la DC enfrentará elecciones internas, programadas para inicios del 2015. Otro elemento que Saffirio y Micco pusieron sobre la mesa para renunciar a la comisión que dirige Andrés Jouannet es que creen que los parlamentarios no están respetando los acuerdos del congreso anterior en temas como lucro en la educación o políticas de alianzas, entre otros.


"Hoy se manifiestan, por ejemplo, a favor de despenalizar el aborto o aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo , desoyendo acuerdos expresos y categóricos del anterior congreso", dice el texto de renuncia.


Nota de nuestra Redacción:


Por cierto la mesa directiva de la democracia cristiana, por medio de su Secretario nacional, Víctor Maldonado, desmintió que exista la crisis de identidad denunciada poniendo en práctica la vieja costumbre de la DC de esconder la cabeza igual que los avestruces.



Cristián Gazmuri, historiador:  La DC "se puede quebrar".


-¿La DC tiene una crisis de identidad?


-La decé va a tener que tomar una definición en algún momento, porque por un lado está la antigua corriente social-cristiana, que es como la antigua falange, y luego está la gente que es liberal y otra que está bien cercana al socialismo.


-¿El partido podría dividirse?


-El sector que todavía está con el comunitarismo y los liberales se van a ir distanciando de los que están cercanos al socialismo, y creo que la entrada de Gutenberg Martínez a la cancha va a representar eso.


- Entonces, ¿el quiebre es inevitable?


-El problema de fondo es la identidad decé y por eso el partido se puede quebrar. Ahora, no me atrevo a decir cuándo puede pasar esa ruptura, pero es muy posible que ocurra.


Con la sola excepción de la Nota de nuestra Redacción, los textos fueron tomados de la edición de hoy de Diario La Segunda.

viernes, 21 de noviembre de 2014

Financiamiento de la política, por Jorge Ramírez.






Financiamiento de la política,
por Jorge Ramírez.


Según ha trascendido, el Ejecutivo ingresará el proyecto de Ley que establece un nuevo marco para el financiamiento de la política. Se trata de una regulación maximalista a la luz de la experiencia comparada, y en la cual, en aras de promover mayor equidad en la competencia, se perjudicará a los candidatos desafiantes, atentando de paso contra la competencia en el sistema y vulnerando en múltiples aspectos la libertad de expresión a la hora de realizar una campaña electoral.


La propuesta omite que detrás de toda regulación sobre financiamiento de la política están en juego principios relevantes como la transparencia, la libertad de expresión, participación y la competencia en el sistema político. En este sentido, hay que recordar que aportar a una campaña vía financiamiento es una forma más de participación, y poner a disposición de la ciudadanía un mensaje político vía propaganda es parte del derecho a la libertad de expresión.


La fórmula del Ejecutivo constituye un retroceso en cuanto al aseguramiento de mayor competencia. Se trata de una regulación “pro incumbentes”. Si a los candidatos desafiantes se les prohíbe realizar campañas en espacios públicos, prensa escrita y radios (homologándolo con los espacios de los incumbentes) y se les limita el monto de aportes que puedan recibir de personas naturales, las condiciones reales de competencia disminuirán considerablemente. En este sentido, el proyecto desconoce las amplias ventajas del candidato incumbente respecto del desafiante: mientras el primero ya es conocido y cuenta con capital de redes políticas, el segundo requiere difundir un mensaje con mayor intensidad a efectos de contrarrestar la ventaja que ostenta el titular del cargo.


Por otra parte, lejos de promover mayores incentivos a la contribución de personas naturales, como es la tendencia en las democracias consolidadas (vía matching funds o beneficios tributarios a los aportes ciudadanos), la propuesta -de la mano de la existencia de mayores aportes públicos- elimina y acota los espacios de financiamiento privado. La regulación propuesta en ningún caso se sitúa en el estándar de las disposiciones sobre dinero y política que poseen las democracias consolidadas. Esto, porque el 65% de las democracias de la Ocde permite donaciones de corporaciones privadas y sólo un 27% de ellas contemplan disposiciones obligatorias para que tanto partidos como candidatos revelen de manera plena la identidad de sus donantes.


Asimismo, la propuesta no se hace cargo del problema inherente a la plena divulgación de la identidad de los donantes. Como señala la evidencia, con sistemas de plena divulgación, las contribuciones ciudadanas disminuirán considerablemente por temor a presiones y represalias políticas.


Así, en lugar de aprovechar la coyuntura para impulsar una Legislación que dé cuenta de los déficit del sistema vigente, el Ejecutivo ha optado por un proyecto que generará problemas en la competencia política, y donde, en aras de la equidad, se atropella con la libertad de poner un mensaje político en la esfera pública para que finalmente sean los ciudadanos quienes decidan.


Tomado de Diario La Tercera de hoy


Nota de la Redacción:


Creemos que en un país con altas prioridades sociales, como el nuestro, no es moralmente aceptable que se sigan transfiriendo fondos públicos a la actividad política, mucho menos cuándo la Ley electoral y la de financiamiento se han diseñado para favorecer al  oficialismo, que quiere “apernarse en el poder” y claramente benefician a aquellos denominados “incumbentes”, que tienen todas las ventajas que les proporciona el poder ya adquirido.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

La reforma que queremos, por Ricardo Sande.






La reforma que queremos,
por Ricardo Sande.



Luego de intensas semanas de campaña que culminaron con una participación de más del 60% en la Universidad Católica, como Federación electa, nos preparamos para asumir el desafío de representar a una nueva voz en la dirigencia estudiantil. Asumimos el desafío con entusiasmo y responsabilidad. El movimiento estudiantil ha demostrado ser un actor social relevante; en particular, en el contexto de una reforma educacional que es evidentemente necesaria, pero que preocupa a la luz de sus contenidos específicos. En este sentido, urge una nueva disposición que permita superar una etapa de protesta e intransigencia para abrirse a una de construcción y diálogo.


El movimiento estudiantil no debiera ser un ente monolítico que se encuentre alejado de las preocupaciones y aflicciones de miles chilenos que miran con preocupación el potencial cierre de colegios; que no vea las omisiones de una reforma que no pone el foco en el sector público, que es donde más se requiere centrar los esfuerzos; una reforma que descuida lo que acontece al interior de la sala de clases, y donde lo prioritario, que es la calidad, no parece ser lo central. Más allá de la ideología y los cálculos políticos, el futuro y las esperanzas de las futuras generaciones de Chile están en una reforma donde los principios, más que lucro, copago, selección y gratuidad, debieran ser libertad, equidad y excelencia.


Plantear una visión crítica de la reforma del Gobierno en ningún caso supone una amenaza de quiebre en la conducción estudiantil representada en la Confech. Por el contrario, creemos que es una oportunidad para alcanzar acuerdos de carácter transversal que le otorguen mayor legitimidad y sintonía ciudadana a un movimiento que requiere oxigenación y mayor diversidad. El nuevo ciclo que lideraremos desde la FEUC es, en buena medida, un reflejo de una aspiración de cambio, pero también de un evidente desgaste de un movimiento, que inclusive en su representación política Parlamentaria, a través de la denominada “bancada estudiantil”, no ha logrado estar a la altura de los desafíos que implica canalizar los anhelos de cambio en materia educacional de las familias de Chile.


En todo ello está puesta la esperanza de los estudiantes de la Universidad Católica y de todo Chile. Es la oportunidad para trabajar, con renovados bríos y liderazgos, por una reforma cuyos acentos y énfasis sean los correctos. Hoy, como actores estudiantiles y en representación de quienes nos eligieron, tenemos el deber de ser una voz que convoque a muchos por la justa causa de una educación libre, equitativa y de excelencia.

jueves, 6 de noviembre de 2014

La desmemoria de la Presidenta Bachelet...






La desmemoria de la Presidenta Bachelet,
por Jorge Gómez Arismendi.(*).


 ¿Habrá sabido Bachelet que el padre del actual Presidente federal de Alemania, Joachim Gauck, con quien se reunió la semana pasada, fue detenido en 1951 y enviado a Siberia por el mismo régimen comunista que a ella le brindó protección?


Mucho se ha hablado sobre el Muro de Berlín desde su caída en 1989, pero poco sobre lo que se escondía detrás. En Chile aún menos. Incluso la Presidente Michelle Bachelet evitó el tema en su reciente visita a Alemania, cuando se le preguntó sobre su exilio en la RDA durante la dictadura de Pinochet: solo dijo estar agradecida de la hospitalidad germana de aquellos años.


Bajo el eufemismo de “barrera de protección antifascista”, el muro fue la forma de evitar la salida masiva de personas desde la RDA, como las 200 mil que alcanzaron a escapar solo en 1960. La orden de Erich Honecker, último jerarca de la RDA, era clara: el que osara cruzar era un traidor y se le debía disparar.


En 1993, Honecker se radicó en Santiago luego de ser enjuiciado en Alemania y liberado por razones humanitarias debido a un cáncer terminal. Un año antes, se abrieron los archivos de su temida policía secreta, la Stasi, y todos pudimos finalmente entender porqué los alemanes orientales arriesgaban sus vidas para escapar del paraíso socialista.


¿Habrá sabido Bachelet que el padre del actual Presidente federal de Alemania, Joachim Gauck, con quien se reunió la semana pasada, fue detenido en 1951 y enviado a Siberia por el mismo régimen comunista que a ella le brindó protección y del cual dice estar agradecida? Quién sabe. La vida está llena de paradojas.


En Chile, al igual que la mandataria, algunos evitan hablar de la RDA. Los incomoda. Parecen estar desmemoriados o tener memoria histórica selectiva cuando se trata de hablar de dictaduras que estuvieron inspiradas en la ideología que muchos siguen reivindicando como un ideal.


En el fondo, no quieren asumir que el régimen que se decía más humano y fraterno, al que ellos consideraban como una democracia justa e igualitaria, no produjo más solidaridad sino que fue un aparato de poder represivo, que violó los derechos humanos de miles de alemanes.


Ese doble estándar, ante hechos que han ido siendo develados a medida que los archivos de la Stasi dejan en evidencia la inmoralidad del régimen comunista en Alemania, solo puede deberse al fanatismo irreflexivo o al cinismo más burdo. Denota, además, la incoherencia discursiva y deshonestidad intelectual de quienes por un lado claman a los cuatro vientos la promoción de los derechos humanos y la democracia, pero a la vez son condescendientes o miran con nostalgia a regímenes dictatoriales que fueron la antítesis brutal de tales valores universales.


(*) El autor es investigador Fundación para el Progreso (FPP).





Nota de la Redacción:
A nuestro parecer nada puede ser más despreciable que la memoria selectiva, esa con la que algunos se acuerdan solo de lo que les conviene y el resto sencillamente lo olvidan o lo falsean en su beneficio.
 

BUSQUEDA EN ALGUNOS BLOG

Google
 
Se produjo un error en este gadget.

Visitantes....

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

New acount

Nuevo Contador de visitas.