viernes, 22 de agosto de 2014

Obama No Me Contestó, por Hermógenes Pérez de Arce.






Obama No Me Contestó,
por Hermógenes Pérez de Arce.


          El 30 de enero le dirigí en este blog una carta a Barack Obama en su condición de eventual árbitro en el diferendo chileno-peruano sobre el límite terrestre. No recibí respuesta, si bien entre los comentarios de ese blog hubo uno en inglés firmado por “Barak Obama”, pero, siendo el nombre correcto “Barack”, sospecho que la respuesta era apócrifa (todo el mundo escribe correctamente su propio nombre.) Pero, bueno, tarde o temprano el Presidente norteamericano, como árbitro designado en el Tratado de 1929, deberá precisar el límite terrestre, si es que las partes no se ponen de acuerdo.


          Pero, si fueran razonables, fácilmente deberían lograrlo. Lamentablemente parecen no serlo: en estos días, al leer la profusión de informaciones sobre el diferendo, he visto sin sorpresa que se omite un dato fundamental: el límite terrestre está clarísimamente fijado en el art. 2° del Tratado de 1929, que dice así: “El territorio de Tacna y Arica será dividido en dos partes, Tacna para el Perú y Arica para Chile. La línea divisoria entre dichas partes, y, en consecuencia, la frontera entre los territorios de Chile y el Perú, partirá de un punto de la costa que se denominará “Concordia”, distante diez kilómetros al norte del puente del río Lluta, para seguir hacia el oriente paralela a la vía de la sección chilena del ferrocarril de Arica a La Paz y distante diez kilómetros de ella".


          Yo en mi blog del 30 de enero invitaba a Obama a hacer la medición conmigo, pues tengo un aparatito que mide la distancia que uno camina o trota, de modo que si ambos partíamos del puente sobre el Lluta podíamos enterar 10 kilómetros hasta tocar la costa, es decir, la orilla, y hallar del “punto Concordia”. Pero como habría un problema para fijar la dirección de la caminata, es más fácil recurrir a Google Earth, como lo hizo mi lector Ciro Cárdenas, y precisar exactamente el punto de la costa que está a diez kilómetros del río Lluta, y él comprobó que se ubica a 18°20’34’’ sur. Ése sería el “punto Concordia”, inicio del límite terrestre.


          Los peruanos sostienen que el mismo está al sur del “Hito número Uno” utilizado por la inepta Corte de La Haya para fijar el límite marítimo, que es el paralelo que pasa por dicho Hito Uno. Si el “Punto Concordia” quedara más al sur que el Hito Uno, se generaría un triángulo de territorio peruano sin mar adyacente, es decir, con “costa seca”. Pero la mala noticia para los peruanos es que mi lector Ciro Cárdenas, al medir mediante Google Earth la distancia de diez kilómetros para determinar el “Punto Concordia”, comprobó que está 996 metros AL NORTE del Hito Uno. Es decir, s.e.ú.o., no hay tal “triángulo peruano” con costa seca ni nada. Simplemente un inicio del límite terrestre al norte del inicio del límite marítimo, con  996 metros de territorio chileno con "costa seca”.


          Estos datos no están contenidos en los ríos de tinta que corrieron en días pasados a raíz del reciente mapa peruano que ha ocasionado la protesta de Chile. Sea como fuere, la solución al diferendo la contiene Google Earth y seguramente Obama o quien lo suceda deberá ratificarlo así y aconsejar alguna solución razonable para el absurdo creado por los incompetentes Jueces de La Haya, que fijaron el inicio de un límite marítimo tierra adentro, sin hacerlo coincidir con el límite terrestre fijado en el Tratado de 1929.

BUSQUEDA EN ALGUNOS BLOG

Google
 
Se produjo un error en este gadget.

Visitantes....

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

New acount

Nuevo Contador de visitas.