miércoles, 31 de octubre de 2012

Temas & meditaciones...

El Presidente Sebastián Piñera se reunió ayer
con los ex Cancilleres Miguel Schweitzer,
Hernán Felipe Errázuriz, Carlos Figueroa,
Juan Gabriel Valdés, Soledad Alvear, Ignacio
Walker y Alejandro Foxley para analizar el
proceso con Perú en La Haya.
Alberto Van Klaveren, Diplomático que actúa
como agente de Chile en La Haya por diferendo
marítimo con Perú, enfatizó que existe
confianza y tranquilidad en la solidez de la
posición de nuestro país de cara a los alegatos
orales del Juicio.

Presidente de Estados Unidos, Barack Obama,
declaró zona de catástrofe el área afectada
por huracán, lo que permitirá agilizar la  ayuda
de todo tipo para afrontar las consecuencias
del desastre en Nueva York y Nueva Jersey.
Grupos opositores denunciaron que mientras
duró la tregua en Siria fallecieron más de 400
personas, asegurando que durante los cuatro
días de la celebración religiosa no cesaron los
combates entre los insurgentes y fuerzas del
régimen.
Parlamento  húngaro aprobó polémica
enmienda que cambia el registro electoral,
la nueva normativa establece que las personas
deben avisar si votarán o no en las elecciones
con al menos 15 días de anticipación.
http://www.emol.com/MundoGrafico/imagenes/blank.gifhttp://www.emol.com/MundoGrafico/imagenes/blank.gifArmada china expulsó a varios barcos japoneses
de aguas próximas a islas en disputa, la agencia
oficial  de la RPC, ‘’Xinhua’’, sostuvo que le medida
es para ‘’reiterar la soberanía’’ en esa zona bajo
conflicto.













Piñera se reunió con ex Cancilleres.
El Presidente Sebastián Piñera se reunió ayer con los ex Cancilleres Miguel Schweitzer, Hernán Felipe Errázuriz, Carlos Figueroa, Juan Gabriel Valdés, Soledad Alvear, Ignacio Walker y Alejandro Foxley, para analizar e informar sobre los pasos que se han dado en el proceso que se sigue en La Haya por la reclamación peruana sobre los límites marítimos.



Después de la cita, en la que participaron también el Ministro de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno, y los encargados del equipo jurídico chileno ante la Corte de La Haya, Alberto Van Klaveren y María Teresa Infante, los ex Ministros de RR.EE. dieron todo su respaldo a las gestiones que está realizando el Gobierno.


Fracasó interpelación a Hinzpeter.
La Cámara de Diputados no dio curso a la interpelación al ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter por los casos de sobreprecios, pérdida de drogas y el accionar de Carabineros en las últimas manifestaciones, por falta de quórum.



Algunos Parlamentarios, a manera de excusa, han asegurado que se cambió la hora de la votación, lo que es falso, pues la tabla del día había sido anticipadamente confirmada, los concertacionistas que no asistieron demostraron una enorme banalidad e irresponsabilidad de la oposición.



MINEDUC pidió al Consejo Nacional de Educación el cierre de la Universidad del Mar.
El Ministro de Educación, Harald Beyer confirmó ayer el envió de un oficio al Consejo Nacional de Educación donde solicita el cierre de la Universidad del Mar, por infracciones graves a los estatutos, tras la investigación iniciada hace cinco meses por el Ministerio.



Beyer manifestó que "el CNED para efectos prácticos actúa como un tribunal. Eso significa que tiene que escuchar primero a todas las partes y decidir sobre la base de los distintos antecedentes si es que el Ministerio de Educación está en lo correcto en su petición".



Si estamos en lo correcto, agregó Beyer, "se producirá un cierre gradual de la institución y al mismo tiempo, tanto el Consejo como nosotros, velamos por la titulación oportuna de los estudiantes de esta institución o por el traspaso de los estudiantes a otras instituciones de educación superior".



Abren proceso para postular a 460 mil becas y créditos para la educación superior
A partir de esta semana y hasta el 21 de noviembre los alumnos que aspiran ingresar a la educación superior el próximo año pueden postular al conjunto de las becas y créditos que entrega el Ministerio de Educación, las que cubren parte o la totalidad de los aranceles de las instituciones.



Al poner en marcha el proceso de postulación, el Ministro de Educación, Harald Beyer, destacó que “estas becas lo que buscan es alivianar la carga de las familias y están pensadas para el 60% de los estudiantes más vulnerables que postulan a las distintas instituciones de educación superior”, siempre que dichas instituciones se encuentren acreditadas.



Una de las novedades de este proceso es que por primera vez las postulaciones se realizarán de manera conjunta para los alumnos que opten por una universidad o por un plantel técnico. De esta manera, todos se enterarán al mismo tiempo si fueron seleccionados. De los 460 mil beneficios disponibles, unos 280 mil corresponden a becas.



Los postulantes  pueden ingresar al sitio web http://www.becasycreditos.cl/,  donde encontrarán información acerca de los requisitos para acceder a cada uno de los beneficios y el  Formulario Único de Postulación. La pre-asignación de las ayudas estudiantiles se dará a conocer en enero del próximo año.



Sandy deja 48 muertos en Estados Unidos.
El huracán Sandy, potenciado con otros fenómenos climáticos ha dejado una estela de muerte y destrucción en el Caribe y Norteamérica, con un saldo de 118 personas fallecidas, 48 de ellas en EE.UU., y daños multimillonarios en Haití, Jamaica Cuba, Bahamas y Estados Unidos.



La tempestad tocó tierra el lunes en la noche en el Estado de Nueva Jersey, con vientos de 130 k/h, los que cortaron el  suministro de electricidad de más de 8,2 millones de personas, desde las Carolinas hasta Ohio, haciendo suspenderse la campaña electoral, a pocos días de los comicios Presidenciales.



Nueva York fue uno de los lugares golpeados con más fuerza, lo que obligó al cierre de aeropuertos, su corazón financiero en el Bajo Manhattan cerró por segundo día consecutivo y varios torrentes de agua de mar cayeron hacia los huecos de la zona en construcción en el Centro de Comercio Mundial.



La tormenta causó los peores daños en los 108 años de historia del sistema del tren subterráneo de Nueva York, de acuerdo con Joseph Lhota, Presidente de la Autoridad Metropolitana del Transporte, sin que se diera indicios de la fecha en que el sistema de transporte más grande de USA volverá a funcionar normalmente.



La marea subió en 4, 27, pasando con creces los anales históricos, rebasando las contenciones e inundando el Bajo Manhattan, donde se anegaron  túneles, estaciones del tren subterráneo y ductos del sistema eléctrico que dan servicio a Wall Street.



 Los daños en Estados Unidos podrían llegar a la estratosférica suma de 20 mil millones de dólares, de los que solo entre la cuarta parte y  la mitad se encontraría cubierta por seguros.



La contienda electoral,
por Leónidas Montes.



Después de la contienda electoral algunos lograron el éxito y otros, la gloria. Fuimos testigos de la proliferación de los rostros políticos. Vimos carteles, palometas y eslóganes simplones. Incluso, en ciertas esquinas estratégicas personas ancladas agitaban, ya sea con desidia o vehemencia, carteles con rostros. Aunque esta maniobra no parecía ser la forma más efectiva para ganar adherentes, ahí estaban, moviendo las banderas. Porque la política también tiene algo de la TV. Finalmente son personas que, escudadas en un rostro, buscan aquel rating que entrega el electorado en las urnas. Afortunadamente, esta búsqueda de aprobación no es sólo farándula. Aunque las emociones y los sentimientos también juegan un rol, la actividad política exige encantar a las audiencias con un discurso, un proyecto e ideas atrayentes. Con la inscripción automática y el voto voluntario, el balance electoral fue, en términos de rating político, lamentable. La desafección ante la actividad política, reflejada en la crisis de participación —y representación—, es evidente. Es una realidad abrumadora y preocupante. Pero es también una señal potente que deja algunas lecciones.



La verdad es que fue una campaña tediosa, en la que efectivamente hubo sorpresas. El Gobierno y la Coalición tienen poco que celebrar. Naturalmente, las expectativas, promovidas por las encuestas, fueron exageradas. El olvidable capítulo del balcón es la mejor imagen de la exuberancia electoral. Es más, cuando los resultados preliminares en Santiago eran una tendencia prácticamente irreversible, las declaraciones del Ministro Golborne saliendo del departamento de Pablo Zalaquett nos recordaban la importancia de la experiencia política. Así como un rostro de la TV debe cuidar su credibilidad, un importante rostro de la política no puede poner en riesgo su capital. Como dicen los políticos de fuste, las elecciones se ganan en las urnas. Y las celebraciones sólo se inician con los resultados.



En la tradición republicana, la palabra “gloria” juega un rol fundamental. Para los griegos, la gloria es la “doxa”, que es la opinión. Esto quiere decir que la gloria se relaciona con la opinión de los demás. La votación política refleja la opinión de los otros respecto del candidato. En Grecia, Roma y en repúblicas como Florencia y Venecia, el sentido republicano de esta conexión tenía mucho sentido. Hoy también lo tiene.



En efecto, si la política nos muestra lo peor de la especie humana, a ratos también irradia lo mejor de nuestra naturaleza. El discurso de Labbé ante la derrota ya es parte de una antología histórica. Después de esta elección, el coronel vuelve —literalmente “sin pena, ni gloria”— a los cuarteles de invierno. Es cierto que su gestión fue admirable, pero también es cierto que sus declaraciones lo sitúan en un plano ajeno a la realidad. En cambio, la actitud republicana y empática de un Pablo Zalaquett, humanamente acongojado, o de un Pedro Sabat, reconociendo la derrota ante unos pocos votos, son gestos republicanos que reflejan la entereza y dignidad de las personas. Y esto es valioso, ya que en Chile no somos buenos para los reconocimientos ni tampoco para los gestos republicanos. Fíjese que, a diferencia de lo que ocurre en otros países, no estamos acostumbrados a escuchar palabras de reconocimiento para el derrotado. Enceguecidos por el sabor de la victoria, muchos elegidos sucumben ante los vítores del éxito.



Pocas veces dos candidatos han sido más complementarios en sus carencias como Golborne y Allamand. La combinación de ambos sería el sueño de cualquier asesor comunicacional. Uno con su cercanía y simpatía. El otro con su experiencia política y estatura republicana. La sonrisa del que disfruta del cariño de la gente contrasta con el ceño fruncido de quien fue forjado en el ejercicio de la política. Para el Gobierno, la decisión de darles rienda suelta a los ministros presidenciables pareciera ser lo más acertado. Será una campaña dura —la derecha siempre lo ha sido—, pero es mejor tenerlos compitiendo que peleando dentro del Gabinete. Al menos la competencia los obliga a destacar los logros del Gobierno. Y si bien esta competencia no impedirá el efecto del pato cojo, posiblemente sí evitará el síndrome del pato sin plumas.



Nota de la Redacción:
Aunque creemos que el diagnostico y el análisis de Leónidas Montes es bastante acertado, no podemos dejar de diferir con él en su comentario sobre el discurso del Alcalde de Providencia, Cristián Labbé, el que sin duda alguna respondió a una miserable campaña de descalificaciones, a una agresión brutal y cobarde y a la seguridad de haber sido derrotado por una espuria maquinación de quienes ganaron tramposa e ilegalmente.



Conicyt donde debe estar,
por Joaquín Fermandois.



El debate en torno al futuro de la casi única institución chilena que promueve la investigación científica parece haber surgido de una suerte de "peloteo", de quién se queda con un trofeo codiciado porque adquirió gran valor. En efecto, Conicyt se fundó en 1967, en parte porque al alero de las universidades era difícil obtener recursos para desarrollar amplios proyectos científicos. Dio un brinco cuando en 1982 nació el programa Fondecyt, que ha sido el que más ha impulsado la investigación y la formación de equipos científicos en el país, que no han cesado de incrementarse hasta hoy. Otros más han brotado en el intertanto, de manera que se ha configurado una referencia de "hacer ciencia" que no se puede tratar con liviandad en el momento de pensar su futuro. Sobre todo, ha sido un agente eficaz para comunicar a los científicos nacionales con grupos homólogos a lo largo del mundo. Con justicia se acaban de celebrar sus 30 años de existencia.



Desde luego, su funcionamiento no ha estado exento de críticas, aunque lo que se puede decir es que de algo pequeño y tentativo a comienzos de los años 80, de manera sistemática ha ido creciendo y evolucionando como un sistema de concursos moderno, arbitrado e informado. En estos momentos, su mayor peligro está en la confusión entre el área de las humanidades y ciencias sociales, por una parte, y el de las ciencias naturales o "duras", por la otra. Las segundas muchas veces mandan en la definición de "ciencia", y no pocos cultores de las primeras asumen servilmente el lenguaje de las segundas. Hoy, el dilema mayor se da por la "orden de partido" de orientar toda la escritura a las revistas indexadas, lo que resulta en un lenguaje poco inspirado y en nulo vanguardismo intelectual, que es el problema sobre el que ha llamado la atención Sergio Villalobos. Ahora el desafío para las humanidades y las ciencias sociales radica en hallar un envoltorio de rigor que reúna la exigencia representada por la indexación, y el apoyo a la creatividad intelectual, que sólo apareció de manera sistemática con Conicyt, que debe moverse con patrones internacionalmente reconocidos.



Lo que inquieta es el afán constructivista por cambiar "organigramas" y funciones, sobre todo con instituciones que han probado sus (buenos) resultados, como si se tratara de una presa codiciada porque su peso es cada vez mayor. En el Ministerio de Economía -o en cualquier otro de este tipo- no recibiría mayor atención. Salta a la vista el desinterés que su presencia tiene que provocar en personas ajenas a las inquietudes de la ciencia, ya que es un organismo dedicado a otras tareas, todas apremiantes en el tiempo corto.



No es que Conicyt pese mucho en Educación, también sometido a desafíos descomunales que por necesidad consumen todo el tiempo, pero le es el lugar más natural de todos. Quizás debería tener el rango de una Superintendencia, o estar a cargo de un Subsecretario que sea un talento en gestión, pero que también tenga noción de lo que es cultivar ciencia más allá de la ingeniería social, y que en su área de "ciencia aplicada" se coordine con Economía.



Se ha logrado levantar una institución donde probadamente se ha hecho ciencia y creado tradición (por definición, legado y tarea de futuro). No juguemos con Conicyt.



Lo mismo en otras áreas, entre otras la hacienda pública, en la cual prolifera todo tipo de proyectos tributarios; con las Fuerzas Armadas y la más que delicada tarea de reemplazar la Ley Reservada del Cobre; los devaneos con una asamblea constituyente, cuando ya hay gestos de arrepentimiento por algo menor en comparación, como el voto voluntario.



Nuevo elector, nuevo candidato,
por Guillermo Ramírez.


Más allá de quién ganó o quién perdió estas elecciones, lo sucedido el domingo deja interrogantes que no serán fáciles de responder. La primera de todas, por supuesto, es por qué votó tan poca gente. Fíjese que en la elección Municipal pasada votaron seis de cada diez personas mayores de 18 años, y eso que habían casi 4 millones que no podían votar por no estar inscritos. Hoy esa cifra, con inscripción automática y todo, se reduce a cuatro de cada diez personas mayores de edad.



La baja participación y los resultados -tan inesperados para moros y cristianos, hay que decirlo- obligan a pensar que estamos frente a un cambio que no sólo es profundo, sino que llegó para quedarse. En efecto, esto del voto voluntario nos obliga a repensar las estrategias electorales aprendidas y aplicadas desde antaño. Piense, por ejemplo, en esta manía que tienen los candidatos de mostrarse como ganadores antes del conteo de votos. Esa estrategia -para animar a los adherentes y cautivar a los indecisos- con voto voluntario se transforma en una peligrosa arma de doble filo que puede causar exceso de confianza en adherentes e indiferencia en los indecisos. Porque si la elección ya la ganó fulano, ¿para qué me voy a molestar en ir a votar? Es como pedirle a alguien que vea un partido de fútbol en diferido del cual ya se sabe el resultado: probablemente lo vean sólo los más fanáticos.



En fin, en mis primeros pasos en política aprendí que un buen candidato es aquel que tiene una buena relación entre conocimiento y aceptación. Así, un político al que lo conoce sólo el 20% del electorado y tiene un 15% de aprobación es una mina de oro. Claro, porque basta con hacerlo conocido por el 80% del electorado para que si la relación se mantiene, tengamos un 60% de aprobación. Ese sí que es caballo ganador.



Como sea, con voto voluntario este análisis bidimensional queda obsoleto. Porque ya no basta con que la gente piense bien de uno. Ahora hay que entusiasmar a los electores para que vayan a votar. Así las cosas, a los candidatos ahora no se les va a pedir un buen programa, sino visión; ya no bastará con haber hecho las cosas bien en el pasado, se exigirá una oferta de futuro; ya no importarán tanto las competencias duras, sino también todas esas habilidades blandas de las que Bachelet es maestra y señora.



Es probable que en la Alianza algunos crean que es hora de cuchillos largos, de buscar responsables y cortar algunas cabezas. Es curioso, porque ese ejercicio le vendría mejor a la Concertación, que aún no ventila la hediondez de 20 años de encierro en La Moneda. Como sea, más que responsables, habrá que preguntarse si lo que se requiere hoy para ganar existe o no en la Alianza: ¿Hay visión? ¿Hay futuro? ¿Hay empatía?



Y para que conste: no hay nada más motivador que un líder con convicciones. Los políticos amarillos -esos buenos para salir jugando ante preguntas incómodas- irán en retroceso. La nueva moda serán las convicciones, los que sepan enarbolar sus banderas con carácter, los que inviten a seguir un ideal y no los que sigan a pie juntillas lo que dicen las -hoy tan dudosas- encuestas. A fin de cuentas, puede que el voto voluntario no haya sido tan mala idea.



Cuestionamientos al alcotest.


En las últimas semanas, varios conductores que fueron controlados por Carabineros mediante el alcotest arrojaron elevados niveles de alcohol en su sangre. Esta situación llevó a que algunos Jueces pusieran en tela de juicio la precisión de los resultados que entregan estos dispositivos, cuestionamientos que abrieron una polémica entre quienes defienden la fidelidad de los aparatos y aquellos que dudan de su certeza.



No parece ser labor de los Jueces criticar los sistemas de control de tránsito que utiliza la policía uniformada. Por el contrario, a ellos les asiste la obligación de aplicar la ley basándose precisamente en los elementos probatorios que les son entregados, en este caso la alcoholemia, procedimiento que debe seguir un estricto protocolo. Por tanto, el alcotest, tal como lo ha señalado el Gobierno, sólo sirve de medida referencial que le permite a Carabineros saber de forma inmediata si una persona está o no conduciendo bajo los efectos del alcohol y disponer su detención en caso de que el examen preventivo lo señale.



Con el transcurso de los días, la intensidad del debate ha ido escalando, lo que debilita en forma inconveniente ante los ciudadanos un procedimiento que ha demostrado ser muy efectivo en la reducción de víctimas fatales por manejo en estado de ebriedad, desde que entró en vigencia la denominada “ley de tolerancia cero”, por lo que resulta altamente inconveniente el envío de señales equívocas. De hecho, datos entregados por el Ministerio de Transportes señalan que la cifra de muertos por esta causa en los primeros nueve meses del 2012 se redujo de 160 a 116 en relación al mismo período del año pasado.



La "Libertad" retenida, y 28 casos anteriores.


Continúan las repercusiones del embargo del buque escuela argentino "Libertad", retenido por la Justicia de Ghana. El regreso de su tripulación ha provocado nuevas inquietudes y críticas sobre el manejo de este infausto episodio. A las seguridades iniciales de que se lograría el pronto reconocimiento de la inmunidad soberana que haría inembargable la nave, siguieron fracasadas gestiones Judiciales, políticas y Diplomáticas.



A esos desalentadores resultados se agregaron las recientes declaraciones de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner: "Se podrán quedar con la fragata, pero no con nuestra dignidad". Sus expresiones fueron interpretadas negativamente como un abandono del buque a su suerte. Para salvar la situación, salió al paso el Canciller argentino afirmando la determinación para que la Justicia de Ghana acoja la inmunidad de la nave, como se ha logrado respecto de alrededor de 28 solicitudes de embargo sobre misiones Diplomáticas, depósitos bancarios, el avión Presidencial, un satélite y otra cantidad de bienes del Estado argentino, que en su momento fueron secuestrados en el extranjero por decisiones de las Cortes Internacionales. Simultáneamente, el Ministro de Defensa asumió todas las responsabilidades por este episodio. De esta manera se busca proteger a la Presidenta y al resto de su Gabinete. También se intenta responder a las críticas por sindicar como responsables del desacierto a altos oficiales de la Armada, desconociendo las superiores responsabilidades políticas de los Ministros civiles que conocieron y autorizaron los puertos de destino de la fragata.



Comprensiblemente, los Tribunales de Ghana aparecen empeñados en probar su independencia, dispuestos a resistir la presión política y resueltos a transmitir a la comunidad internacional que son respetuosos del derecho y de los compromisos internacionales adquiridos. La Corte Suprema de esa nación tendrá la última palabra, y no le será fácil revocar la sentencia de primera instancia. El fallo en revisión aporta elementos de hecho y derecho para sostener que corresponde la jurisdicción internacional, que la renuncia a la inmunidad sobre bienes con fines militares está permitida, y que en este caso el Gobierno argentino habría renunciado a ella sin limitaciones. En lo inmediato, ha surgido especial preocupación por la exposición a embargo de otra nave de la Armada argentina, la corbeta "Espora", que se halla varada en Sudáfrica.



Independientemente del desenlace final de la reclamación Judicial, lo ya ocurrido revive los desconocimientos por diversos Gobiernos argentinos de sus compromisos internacionales, es demostrativo de una desaprensiva desprolijidad de sus Gobernantes y, en fin, de los altos costos de estos incumplimientos para los contratos internacionales y los activos del Estado trasandino en el exterior, así como para su imagen en el mundo. Sin duda, una costosa lección.



Cartas muy interesantes:


Señor Director:



Abandono de principios.



La debacle sufrida por los partidos de la Alianza en la reciente elección Municipal se justifica en gran parte por el hecho de que muchos de sus dirigentes, en pos de discursos políticamente correctos, han abandonado los principios que siempre han guiado a este sector.



El Gobernar para las encuestas, renegar del pasado y utilizar banderas que no son propias, sin duda confunde y desalienta a los partidarios, que somos muchos, y produce apatía y falta de compromiso.



Es de esperar que se aprenda la lección.



Rodrigo Cooper Cortés.



Señor Director:



Gobierno de mayorías.



Qué ironía. Se supone que la democracia es el Gobierno de las mayorías. Sin embargo, de qué democracia podemos hablar si a partir de lo vivido el domingo sólo un 40% de los ciudadanos hizo efectivo su derecho y deber de ciudadano.



El problema más grave, como algunos ya decían, será Gobernar con baja representatividad y falta de legitimidad en los Gobiernos locales. Por otra parte, la incógnita es cómo o cuándo decidirá manifestarse el 60% de los ciudadanos que cuando debían hacerlo no lo hicieron.



María Sofía Silva Baeza, Cientista Político.



Señor Director:



Los dos grandes perdedores.



La tendencia asociada al voto voluntario es la abstención. En parte, las causas de ello son las mismas, pero en parte no. Siempre, lo que demanda un esfuerzo inclina a la flojera: cualquier excusa es buena para no votar.



Lo anterior se ve agravado por un país donde se suprimió la educación cívica, lo que disminuye el entendimiento de lo que se vota. Si a ello se suman campañas carentes de contenidos que abusaron de la idea de que no había grandes cosas en juego, puesto que la derecha ha Gobernado, para algunos, como lo hacía la izquierda, quien, a su vez, hizo otro tanto, el resultado no podría ser otro. A ello, para rematar, se suman la sociedad del consumo y el acceso fácil a las cosas -crédito de por medio, donde el problema no es el gustito sino pagarlo-; por lo tanto, molestarse por votar es casi un acto de caridad (los políticos no me dan nada). Así, perdió el voto.



También perdió el Gobierno. A nadie puede sorprender la mala votación de la centroderecha, pues la misma tiende a coincidir con la aprobación al Gobierno y a la Coalición. El Gobierno, impermeable a las ideas de la centroderecha y muy permeable a las de la centroizquierda o políticamente correctas (encuestas de por medio), no podía esperar razonablemente que el voto más conservador se volcara a las urnas. Un consejo, entonces, menos encuestas y más orejas a los suyos y sus convicciones.



Como la democracia sigue siendo importante y no queremos que el país se termine de frivolizar, dejando la función pública a quienes buscan usufructuar de ella -tenemos vecinos que han vivido esa experiencia por décadas- hasta llegar a Gobiernos de tendencia totalitaria, "k" de por medio, sugiero más convicción y más educación. La obligatoriedad del voto pasará a ser un imperativo moral -no legal- cuando la gente entienda que no es lo mismo quién nos Gobierne.



Víctor Manuel Avilés H., Abogado y Profesor de Derecho Constitucional Universidad de Chile.



Señor Director:



Muchos derechos, pocos deberes.



¿Será el cambio a nuestro sistema electoral nuestro próximo Transantiago? Por nuestra idiosincrasia latinoamericana, de exigir muchos derechos y cumplir pocos deberes, todo indicaría que sí.



Hernán Longueira Montes.



Señor Director:



Extraña celebración.



¿Por qué la gente no sabe celebrar?



No entiendo el hecho de aclamar sacar a un Alcalde o Concejal, en vez de celebrar el triunfo de sus candidatos. Extraña manera de festejar.



Alberto Labbé Figueroa.

BUSQUEDA EN ALGUNOS BLOG

Google
 
Se produjo un error en este gadget.

Visitantes....

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

New acount

Nuevo Contador de visitas.