sábado, 28 de junio de 2014

Superávit de reformas simultáneas.






Superávit de reformas simultáneas.


Esta semana, no sólo hubo declaraciones y gestiones diversas en los proyectos que discute el Congreso, sino que también se avanzó en otros y se anunció una nueva agenda referida a los pueblos originarios. Pero todo ello ocurrió en un recargado ambiente partidista. Así, en la Nueva Mayoría se agudizó el malestar de un sector de la DC con sus socios de izquierda por discrepancias en lo educacional. Las críticas a Ignacio Walker, por los reparos que éste ha hecho a proyectos que a su juicio perjudican a la enseñanza particular y limitan los derechos de los padres, impidieron el nuevo diseño previsto para coordinar los siete partidos, en el que Walker debería asumir en julio la vocería de la coalición, y llevaron al influyente DC Gutenberg Martínez a coincidir con él en que no puede haber allí (como temen que se intente) hegemonía de la izquierda sobre el centro. Si bien el PS procura evitar que el asunto escale, su presidente busca ampliar aún más la mayoría oficialista incorporando al PRO, mientras sus diputados crean, a pesar suyo, una bancada por la Asamblea Constituyente.

En la oposición, asume la presidencia de RN el diputado Cristián Monckeberg, quien gestiona un acuerdo en torno a la reforma electoral con el ministro del Interior, aunque éste se niega al parecer a cambiar el distritaje establecido, lo que dificulta aún más la eventual adhesión a ella de la UDI, que rechaza aumentar el número de parlamentarios. Y mientras RN trata de institucionalizar la centroderecha, respetando las diferencias de cada grupo, y su secretario general declara que están disponibles para llegar a acuerdos con el Gobierno, en la UDI reaparece Evelyn Matthei con una dura crítica a los proyectos educacionales.

La reforma tributaria. El Senado muestra un criterio más amplio que la Cámara para recibir opiniones, pero otra cosa es el alcance de las modificaciones que se aprueben, pues todo indica que el ministro Arenas no transará en los temas de fondo (alza de los impuestos y término del FUT). Los sectores medios y las pymes confían en cambios que los protejan, pero ellos serán pocos y en aspectos muy concretos, como la no inclusión de las viviendas de menor costo en el nuevo impuesto sobre su mayor precio, cuando su venta sea ocasional y no habitual, y sobre todo en medidas en favor de la inversión. Lo más debatido ahora es la renta atribuida, donde la mayoría de los expertos y otros invitados se manifestaron en contra y la UDI la ve inconstitucional. Sin embargo, el SII insiste en la actual propuesta, pese a las críticas, y parece difícil que ceda, a lo que se suma que al menos los parlamentarios oficialistas Lagos (PPD) y Montes (PS), de la Comisión de Hacienda, dijeron estar más tranquilos con las explicaciones recibidas del Gobierno.

La educación pública. Ante las quejas porque los primeros proyectos del Ejecutivo se hayan limitado a cambios en la enseñanza particular subvencionada y no en la estatal —la más necesitada de reformas—, la Presidenta Bachelet anunció ayer su “agenda inmediata” para fortalecer este sector. En esa transición hacia la Nueva Educación Pública, planteó numerosas medidas, en su mayoría financieras, de infraestructura y material didáctico, lo que suscitó críticas, aunque otras refuerzan el trabajo de la comunidad escolar (sostenedores, directores, maestros y alumnos). A partir de julio se apoyará a los municipios con un aporte de $ 20.000 millones mediante convenios de desempeño, pero la meta es la desmunicipalización y creación de Servicios Locales de Educación dependientes del Ministerio. Se anuncia también una Política Nacional Docente, que reordenará la labor y carrera de directores y profesores con intervención de la comunidad en la designación y remoción de los primeros. Como no se precisa la idea de educación que se pretende instalar, ya se movilizan los estudiantes y el Colegio de Profesores para influir en ella y el ministerio organiza charlas para explicar la reforma a los alumnos y pedir su apoyo, pero ello es delicado, pues puede interpretarse como una acción política del Gobierno en los colegios.

La fuerte resistencia, incluso en la calle, del sector particular a los proyectos que lo afectan, avalada por el senador Ignacio Walker (“la DC va a garantizar que los padres puedan elegir el colegio para sus hijos”), motivó a la Mandataria a asegurar ese derecho y reiterar el modelo educacional de provisión mixta. Se estudia también una red pública de colegios, mejor financiada, abierta a los particulares que no seleccionen y cumplan el Estatuto Docente, lo que algunos ven como una vía hacia una educación oficial homogénea.

Política indígena. La fuerte molestia por los dichos del intendente Huenchumilla de que los agricultores huincas “deben entregar su fundo” a las comunidades mapuches forzó a los líderes de la Nueva Mayoría a respaldarlos, no obstante su gravedad. Coincidencia o no, la Presidenta lanzó otra reforma importante: la agenda indígena. Esta intenta completar en cuatro años la entrega de las tierras catastradas a quienes tienen derecho a ello, pero además incluye el necesario acompañamiento técnico y productivo, infraestructura, tecnología, educación y salud. Sin embargo, hoy la ministra de Desarrollo Social reconoce que el Ejecutivo no tiene definida una meta de tierras a comprar y transferir a los mapuches. Además de querer superar allí la pobreza, se considera la creación del Ministerio de Asuntos Indígenas y un Consejo de Pueblos Originarios de las diversas etnias, y su representación, incluso en el Parlamento, todo lo cual deberá ser aprobado por ellas, y seguro será materia de nuevos debates y puede incidir en la reforma al sistema electoral.

Tomado de Diario La Segunda.

BUSQUEDA EN ALGUNOS BLOG

Google
 
Se produjo un error en este gadget.

Visitantes....

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

New acount

Nuevo Contador de visitas.