viernes, 19 de octubre de 2012

Temas para reflexionar...

''Perdón por lo que no llegué a hacer, y
 por lo que no pude evitar'',  escribió 
Fujimori en el extremo inferior de
 autorretrato en que  se dibujó  con traje
 y sombrero de campesino de los andes
 peruanos.
 
 
 
 
Ascensores, Baburizza y Querétaro,
por Roberto Ampuero.


Tuve que viajar a Chile estos días. Por un lado, para participar en la visita del Presidente electo de México, Enrique Peña Nieto; por otro, para presentar, en la U. Finis Terrae, a los destacados intelectuales Álvaro Vargas Llosa, de Perú, y Jorge Castañeda, de México. La visita de Peña Nieto, que asume en diciembre próximo, puso de manifiesto que bajo su Administración seguirán intensificándose las relaciones bilaterales. Y la de los expertos sirvió para que éstos analizaran en esa casa de altos estudios, ante un teatro lleno, las perspectivas de las Américas.



En este contexto asistí en Valparaíso a la puesta en marcha de ascensores recientemente restaurados y a la inauguración del magnífico Museo Baburizza. Como en el caso de los trolebuses y los paseos en lancha por la bahía, los ascensores constituyen parte esencial de la identidad porteña, y a mi juicio era un escándalo y una tragedia que en el pasado se los haya dejado deteriorarse y morir. Con ellos se desvanecían también referentes claves de la obra de Joaquín Edwards Bello, Carlos León, Manuel Rojas, Pablo Neruda, Camilo Mori, Sarita Vial, Renzo Pecchenino o Joris Ivens. Para los porteños es de suma importancia el rescate de esta identidad, pues lanza señales positivas al mundo y a quienes creen en Valparaíso e invierten esfuerzos allí.



Aplauso aparte merece la restauración del Palacio Baburizza, que alberga una de las mejores colecciones de pintura del país, en gran parte referida a Valparaíso. Me emocionó ver el domingo a familias que hacían fila para ingresar al museo. Percibí una sed genuina por la cultura y el orgullo porteño por esta joya de la ciudad. Y hablo de los cuadros y la restauración del edificio, pero también de su ubicación privilegiada frente a la bahía. El museo se halla entre el ascensor El Peral, el Paseo Yugoslavo, una plaza y dos establecimientos, uno hotel, el otro restaurante, bellas expresiones de arquitectura porteña. Mi impresión al ver los óleos y el Baburizza, ¡que estuvo cerrado durante 17 años!, fue que durante ese tiempo los porteños fuimos despojados de parte importante de nuestra identidad. Alegra volver a contar con el Baburizza. Ojalá Valparaíso esté en condiciones de preservar lo que ha sido restaurado.



Mientras recorro los cerros, donde admirables pequeños y medianos empresarios abren cafés, restaurantes, hotelitos, talleres o galerías de arte, crece mi admiración por ellos. Pienso en sus colegas mexicanos de ciudades como San Miguel de Allende, Querétaro o Puebla, en ciudades y ciudadanos que mantienen la belleza y limpieza de sus calles. En México están vivos la conciencia del patrimonio cultural y el talento para hacer del turismo una palanca de desarrollo. En una era en que en los medios aparece principalmente gente que exige todo del Estado, uno tiende a olvidar que hay muchos que aportan su iniciativa y esfuerzo, que se arriesgan por una idea y crean puestos de trabajo e incrementan el PIB. Conviene recorrer los establecimientos que emergen en los cerros porteños destinados al turismo: muestran originalidad y carácter, e instalan una narrativa nutrida por la historia de Valparaíso. Pocos saben que allí se libra una batalla diaria entre quienes pintan sus casas para crear una ciudad amable, y quienes ensucian esas paredes con rayados y garabatos. Un día el vecino pinta su casa, por la noche vándalos rayan esas paredes. Es una lucha entre cultura y barbarie. En México, en cambio, la gente embellece y está orgullosa de sus calles porque así la vida es más grata y atrae turistas. Rayar casas recién pintadas es una acción de seres antidemocráticos e intolerantes. Rayar una casa pintada con esfuerzo equivale a insultar y funar. Es un acto cobarde que se ejecuta desde el anonimato contra un ciudadano indefenso y su modesta propiedad. Si Valparaíso se convierte un día en una ciudad limpia y próspera va a ser por sus inagotables emprendedores y por Autoridades que, más allá de cumplir sus labores diarias, intuyen que restaurar ascensores, museos y calles es aportar a la cultura, el bienestar y la democracia.



El otro impacto de Castilla, por Domingo Cruzat,
Presidente del Sistema de Empresas Públicas.


Es de público conocimiento que el país requiere de grandes inversiones en proyectos energéticos, dados el aumento de la demanda y los altos costos de nuestra energía eléctrica. En 2011, el precio de la energía en Chile se ubicó en US$ 256 Mw/h, un 365% por sobre el de 1998, lo que representa la segunda alza más grande a nivel mundial.



Los consumidores chilenos pagan 61% más por la electricidad que el promedio del grupo de países de la OCDE. En Sudamérica, Chile, Uruguay y Brasil son los países con energía más cara. Este mayor costo afecta la competitividad de nuestra industria y, por ende, la generación de empleo. Pero también a los más pobres, quienes deben pagar altas cuentas de luz y agua, ya que gran porcentaje del agua producida debe extraerse de pozos e impulsarse, en el caso de Copiapó, a gran altura.



Como Presidente del Sistema de Empresas Públicas, y por ende de la concesionaria de agua potable de la Región de Atacama, lo ocurrido con Central Castilla me preocupa.



En el Norte Grande, la escasez de energía es muy limitante. Los grandes proyectos mineros demandan dos insumos clave: energía y agua. Las inversiones mineras proyectadas para 2020 se estiman en US$ 50 mil millones, lo cual genera mucho empleo y riqueza. Una estimación gruesa nos indica que la operación de estos proyectos, por la vía de impuestos y del royalty a las mineras, podría financiar hasta un 50% del presupuesto de educación del 2013. Los impactos en la recaudación de impuestos y del royalty que se concretaría pueden llegar a US$ 7 mil millones anuales.



Por lo tanto, una central de generación de energía en el Norte Grande -como Castilla y otras que se presenten a consideración- es importantísima para el futuro del norte y del bienestar de los chilenos. Una central térmica produce: i) Disponibilidad de energía para proyectos que la requieren urgente; ii) Mayor oferta global de energía y, por ende, detiene el alza y eventualmente produce una baja en su costo; iii) Agua desalada y, por ende, potable. Castilla llegaría a producir hasta 800 litros/seg, los que estarían disponibles para abastecer a la población de la Región de Atacama, y iv) Trabajo calificado para personas de la zona.



Siempre hay costos asociados a la construcción de una planta industrial. La solución no es no construirla, dañando el progreso y el bienestar de los chilenos. Los costos se deben medir y luego compensar a quienes incurren en ellos, siempre y cuando éstos no atenten contra temas esenciales. Me vienen a la mente dos ejemplos de manejos exitosos en los que el Estado supo enfrentar costos iguales o mayores a los de Castilla, y hoy estamos orgullosos de que éstos se hayan llevado a cabo: la Central Ralco, impulsada por el ex Presidente Frei, y el Acceso Sur a Santiago, realizado durante el Gobierno del Presidente Lagos.



La situación de Atacama -y en especial de Copiapó, Caldera y Chañaral- es muy difícil. La escasez de agua potable ha mermado dramáticamente la cantidad de agua en la cuenca del río Copiapó. El acuífero sigue disminuyendo, y por más que se invierte en perforar pozos, la cantidad del recurso hídrico disminuye. Las mineras decidieron invertir en plantas desaladoras para independizar sus fuentes de agua, y gracias a esto, varias de ellas nos van a permitir utilizar su agua de pozos.



Sin embargo, habiendo recibido agua de las mineras que compensan en parte la escasez hídrica con que cuenta Econssa (empresa SEP), aún no se ha solucionado el abastecimiento de mediano plazo. ¡Se necesita una planta desaladora para suplir el déficit! Dicho déficit afectará a los actuales habitantes de estas ciudades. ¿Qué pasará con el crecimiento proyectado de estas ciudades a las que llegará gente a trabajar en instituciones del Estado, de servicios u otras actividades? El consumo de agua potable de la Región es de 1.000 litros/seg, y Castilla puede producir hasta 800 litros/seg, lo cual resuelve gran parte del problema de disponibilidad de este recurso.



La no construcción de Castilla y de otras centrales en el Norte Grande tendrá un alto costo para la Región de Atacama y para el país. La construcción de centrales térmicas en el Norte Grande, y en especial en Atacama, es extremadamente urgente. No sólo son necesarias para implementar proyectos mineros, agrícolas e industriales, sino que también son una eficiente fuente de agua potable para zonas que presentan escasez de este recurso para la población. Por ello, debemos ver el tema energético como política de Estado y como una necesidad del país. Así, es necesario reactivar no sólo Castilla sino que todos los proyectos de energía factibles. De lo contrario, las consecuencias serán nefastas.



Debates para captar indecisos.


Tras el segundo debate televisado -en el que las encuestas instantáneas lo dieron como vencedor-, Barack Obama, que ha liderado todo el proceso, aún no tiene asegurada su reelección. Su actuación del martes fue muy superior a la del primer encuentro con su rival, Mitt Romney: se lo vio alerta, lleno de energía, dando golpes y contragolpes, recuperando la imagen Presidencial que añoraban sus partidarios. Pero si todo eso fue eficaz para reclutar a nuevos votantes y convencer a los indecisos de los Estados clave para ganar, no es asunto resuelto, al punto de que el promedio de los sondeos a nivel nacional está dando un virtual empate para el 6 de noviembre.



En un formato en el que los candidatos respondían preguntas del público (y con una moderadora sobresaliente), el Mandatario y el ex Gobernador de Massachusetts se trenzaron en discusiones que buscaban poner en duda las capacidades de su contrincante para Gobernar EE.UU. Obama tuvo su momento de gloria y de estatura Presidencial cuando se planteó el asunto del ataque al consulado en Libia, y apuntó con el dedo a Romney, advirtiendo que la "insinuación" de que él o su equipo estaban jugando políticamente con las víctimas era "ofensiva". Durante los 90 minutos del intercambio, Obama usó todos sus recursos retóricos para perfilar a Romney como un empresario opulento que no está en contacto con la clase media y cuyo único objetivo sería defender a los ricos. Una y otra vez repitió que su rival bajaría los impuestos a los tramos más altos y subiría los de la clase media. Insistió en que los planes económicos de Romney son vagos e imprecisos, por ejemplo en lo que toca a desempleo y equilibrio del déficit, y se empeñó en recordar las ambigüedades en cuestiones valóricas que quedaron a la vista en la campaña de las primarias.



Obama ganó, pero no arrasó, y hoy, a diferencia de hace cuatro años, no inspira esperanza alguna, sino temor a los republicanos.



Romney se defendió con vigor y convicción de la arremetida Presidencial, pero, a pesar de que su desempeño fue bueno, el contraste con el revitalizado Obama lo perjudicó en el balance inmediato. Se descolocó frente a temas que no tenía preparados, no logró desvanecer cierta distancia que impide más conexión con la gente, y su error en lo que respecta a Libia fue un autogol. No obstante, resultó persuasivo en poner en evidencia la incapacidad del Presidente en implementar su programa de Gobierno y cumplir sus promesas de campaña, y en demostrar que sus políticas no han logrado reactivar la economía ni impedir que el desempleo se dispare. Lo hizo bien, y por eso ayer algunos análisis -incluido el de The Economist- señalaron que, a pesar de las encuestas a la salida del debate, éste más bien terminó en empate. Ambos tuvieron triunfos parciales y fortalezas en ciertos temas específicos, y se dio la paradoja de que mientras Romney se distanció de Bush, Obama lo ensalzó.



En las tres semanas que quedan de campaña, y un debate que versará sobre política exterior, probablemente veremos subir el tono y los ataques mutuos, y persistirá la incógnita de cuál de los dos convencerá a aquellos estadounidenses que están decididos a votar, pero no saben por quién.



Entrevista de la Sección Política de Diario La Segunda:

Gonzalo Müller y Lo que se juega el 28: "Veremos si Bachelet jugó a favor o en contra",
Por Claudio Salinas M.



La primera conclusión a la que llega Gonzalo Müller -académico de la Facultad de Gobierno de la Universidad del Desarrollo- respecto de la elección Municipal que ya se avecina, es que "sin duda" tendrá un efecto "importante en el estado de ánimo de los electores y los equipos de cada partido, de cara a la Presidencial y Parlamentaria del próximo año".



Y descarta que sea un plebiscito a la gestión del Presidente Piñera.



-Me parece una lectura equivocada, no sólo por lo dispar de los resultados en cada comuna, sino porque desnaturaliza la esencia local de cada una de ellas. En todo caso, creo que al Gobierno le va ir mejor en las elecciones que en las encuestas.

-¿Qué va a pesar más: el factor local, juicio al Gobierno, o el factor Bachelet?

-Los resultados de cada elección se explican primero desde lo local: el candidato y la gestión del alcalde son muy influyentes. En segundo plano podremos evaluar la fuerza de los apoyos externos: no es casual que dos ex Ministras de Bachelet estén compitiendo en Santiago y Puente Alto, veremos si esto les jugó a favor o en contra.



-¿Cómo se definirá la coalición ganadora: número de Alcaldes, porcentaje en Concejales, Comunas emblemáticas?
-Tradicionalmente, existen ciertas Comunas emblemáticas que definen el ambiente de éxito o derrota. En 2008, el triunfo de RN y la UDI en las Capitales Regionales tuvo un impacto importante en la definición de la Presidencial, que ganó Sebastián Piñera un año después.



El porcentaje de Concejales tiene un interés más de los partidos que ciudadano, que compiten en esta elección por la hegemonía de sus respectivos bloques.



-¿En qué resultado hay que fijarse la noche del 28 de octubre?
-El choque en Santiago centro es ya tradicional y emblemático, define la mitad de la elección en su lectura política. La Concertación apostó todo por ganar con Carolina Tohá y el apoyo de Bachelet, veremos qué resulta. Creo que ganará Zalaquett.



-¿Fue un acierto o un error que el Presidente no sacara a Golborne y Allamand del gabinete ni los mandara a hacer campaña?
-Creo que fue un acierto bajo la lógica de respetar el carácter local de las Municipales y no abrir además un flanco a la necesaria unidad con que han trabajado la UDI y RN en estas campañas.



-¿Con qué estrategia se queda? ¿Con Golborne, que apoya candidatos los fines de semana, o con Allamand, que optó por la prescindencia total?
-Creo que todo apoyo es importante, sobre todo para los candidatos que van por primera vez, es reflejo además de entender este esfuerzo como parte de un equipo de algo colectivo. Así lo entendió el propio Presidente Piñera, facilitando a todos los Ministros su presencia en campañas los fines de semana a lo largo del país.



Por considerarla de interés, reproducimos información de Agencia France Press (AFP):


Difunden autorretrato de ex presidente Fujimori con mensaje de perdón a Perú.



El encarcelado ex Presidente peruano, Alberto Fujimori, pidió perdón a su país en una frase que escribió en un autorretrato que pintó en la prisión donde cumple una condena de 25 años por delitos de lesa  humanidad, según imágenes que difundió este jueves la televisión local.



"Perdón por lo que no llegué a hacer, y por lo que no pude evitar",  escribió Fujimori en el extremo inferior del lienzo donde él mismo se dibujó  con traje y sombrero de campesino de los andes peruanos, saludando con el brazo  en alto.



A un lado de la firma de Fujimori, de 74 años, aparece la fecha octubre  2012, que figura debajo de la frase donde pide perdón.



El autorretrato con la polémica frase se difundió a poco más de una semana  del pedido formal de indulto humanitario para el expresidente presentado por  sus hijos el 10 de octubre último.



En la solicitud de indulto, los hijos argumentan que su padre padece un  cáncer avanzado en la boca que pone en peligro su vida en la prisión.



El cuadro y la frase fueron hechos por Fujimori, dijo a la AFP Carlos  Raffo, ex Congresista y amigo del ex Mandatario.



Fujimori cumple desde 2007 una condena de 25 años de prisión por delitos de  lesa humanidad durante su gobierno (1990-2000), cometidos por un escuadrón de  la muerte del ejército en el marco de la lucha contra la guerrilla maoísta de  Sendero Luminoso.



El eventual indulto tiene polarizado desde hace semanas a Perú y rebasa el  tema de la salud para convertirse en un debate político que enfrenta a  partidarios y detractores del exmandatario.



El Gobierno del Presidente Ollanta Humala, un ex militar que en 2000 se  levantó contra Fujimori, tiene plazo indeterminado para responder al pedido  pero se rumorea que podría ocurrir en diciembre con ocasión de la fiesta de fin  de año.



Una encuesta difundida a principios de octubre por la Compañía Peruana de  Estudios de Mercados (CPI) reflejó que un 70% de los limeños está de acuerdo  con que el presidente Humala apruebe el pedido de indulto humanitario, según  consultas a 500 personas en la capital, con un margen de error de 4,4%.



Nota de la Redacción:
Seguimos trabajando fuera de nuestro lugar habitual y con una con una conexión  inalámbrica que es bastante lenta, lo que creemos justifica las deficiencias que nuestros amigos y amigas puedan haber detectado en las últimas ediciones.
 


BUSQUEDA EN ALGUNOS BLOG

Google
 
Se produjo un error en este gadget.

Visitantes....

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

New acount

Nuevo Contador de visitas.