martes, 9 de septiembre de 2014

Terroristas asesinos.






Terroristas asesinos.


Un bombazo al momento de mayor concurrencia de público, que se registró a las 14.04 horas de este lunes (8), en el Sub Centro Comercial de la Estación del Metro Escuela Militar, dejó ocho heridos de consideración, tres de ellos graves.


Se trató, como es habitual, de un extintor con pólvora negra y un mecanismo temporizador depositado, en esta ocasión, en un contenedor del pasillo, situación que aumentó el poder destructivo del artefacto. Una modesta trabajadora -aseadora del Metro-, identificada como Marta Hernández sufrió la amputación traumática de los dedos de su mano derecha.


Una célula subversiva habría actuado en este atentado. Veinte cámaras de TV en circuito cerrado dispuestas en el lugar, eran periciadas por el GOPE de Carabineros. No se encontraron panfletos de algún grupo en particular. Sin embargo, este mismo día la Corte Suprema rechazó anular el juicio y ratificó la condena a los asesinos del Cabo de Carabineros, Luis Moyano, en el asalto al Banco Security (2007). El Tribunal confirmó que los elementos del grupo Lautaro, Juan Aliste, Marcelo Villarroel y Freddy Fuentevilla, deberán purgar una pena total de 42 años.


El punto es que el atentado en el Sub Centro del Metro Estación Escuela Militar, es producto de la acción de militantes entrenados, organizados y decididos a provocar el mayor daño posible.


Los expertos consultados, consideran que estamos frente a los mismos sujetos que actúan en distintos atentados, que responden a un plan cuidadosamente elaborado. La rutina muestra que siempre opera un par de exploradores, los que estudian el sitio y luego otra pareja que deposita la bomba. En parte se repite la técnica utilizada en el atentado contra el Metro de la Estación Los Domínicos (medianoche del 13 de julio) el que, providencialmente, no dejó víctimas.


Pero el asunto va más allá precisamente por la política que el Gobierno de Bachelet aplica frente al terrorismo, al calificar los hechos tan arbitrariamente. Porque los ataques en La Araucanía, a juicio de La Moneda, no constituirían actos terroristas. Pero el criterio que se emplea para asumir los que ocurren en la capital, si lo son.


En realidad, ellos forman parte de un todo. Operan los mismos grupos ultra radicales y antisistema: como los lautaristas aliados con anarquistas insurreccionales u otros. Con todo para el Gobierno, en estos casos, como el de este lunes 8 de septiembre, aquí actuarían "dementes, criminales, delincuentes"; pero no terroristas. Tal doble estándar es repudiable porque es funcional a este tipo de grupos.


En lo que respecta al Ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, quien estimó tras el atentado que aquí se justifica reformar la Ley Anti Terrorista, lo que efectivamente hay, es un fracaso absoluto de la política de seguridad pública porque se ha tratado de esquivar el bulto excusando la ineludible responsabilidad Ministerial.


Sea en lo relativo a la Ley Estadio Seguro, cuando bandas de barristas de claro tinte extremo atacan violentamente a la policía o a otros de su  mismo grupo o destrozan, asaltan y roban; en la NO política frente a la acción de los "encapuchados" que lanzan bombas "molotov" a la fuerza pública en las marchas o desde los propios recintos universitarios; en la actitud contemplativa frente a las organizaciones anarquistas ultras; en las declaraciones increíbles del Subsecretario Mahmud Aleuy: "cajero explotado, banco multado"; en la condescendencia; todo ese criterio irresponsable, es parte del fracaso global de este gobierno ¡qué decir de la actuación de los Jueces ultra garantistas y su actitud complaciente como el llamado "caso bombas" o simples delitos comunes!


De allí que varios Gobiernos extranjeros, hayan decidido alertar a sus ciudadanos sobre el peligro del "terrorismo subyacente" en Chile, lo que desde luego acarrea consecuencias de todo orden. Pero para nuestro Poder Ejecutivo, Chile es un país "tranquilo"


El punto es que esto recién comienza. Entramos a la segunda fase de la acción de los grupos terroristas que ahora indiscriminadamente, causan víctimas, hieren o asesinan personas. Ya no es "terrorismo subyacente" es ¡TERRORISMO! y punto. 


(Tomado de Despierta Chile)

BUSQUEDA EN ALGUNOS BLOG

Google
 
Se produjo un error en este gadget.

Visitantes....

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

New acount

Nuevo Contador de visitas.